jueves, julio 13, 2006

Superman returns & rocks


"The son becomes the father, and the father becomes the son"
Jor El


Tal vez se antojaba difícil, sino es que imposible, hacer que superman regresara a la pantalla grande de una forma que convenciera a propios extraños, sobretodo en los primeros años del siglo XXI donde ya casi nada asombra y sobre todo después de las películas originales (dirigidas las primeras dos -las mejores- por Richard Donner) con Christopher Reeve como protagonista. Luego vienen los comentarios. "Ese superman se ve medio rarito ¿No?" "Se ve medio gay". Uno no puede evitar entrar a la sala de cine pensando en todo esto pero entonces comienza la película y no hay nada más en que pensar: Superman está de regreso!
Si bien Singer se acercó al género de superhéroes a través de XMEN (con dos filmes, buenos filmes) algunos pensaron que al intentar acercar la historia de Charles Xavier y sus alumnos a la realidad se perdió cierto sentido de grandeza, de lo mítico. Cuando observamos lo que hizo con "superman regresa" nos damos cuenta que esta era la película de superhéroes que el siempre quiso hacer desde el corazón y se nota en cada escena. Se nota desde el Casting.
Brandon Routh es, simplemente, superman. Leí en una entrevista con Bryan Singer el domingo pasado el porque de utilizar a un actor desconocido para interpretar a superman y no a un autor y el replicaba que lo hacía porque si hubiera puesto en el rol de superman a alguien famoso la gente hubiera sentido que era tal o cual actor interpretando a superman. En cambio un actor desconocido nos daba espacio para recrear al personaje. Y asi es. Lo repito Brandon Routh es Superman y también Clark Kent. En su actuación (sobre todo como Clark Kent) parece obsequiarnos pequeños guiños como homenaje a Reeve. Clark es cándido sin ser idiota y eso es difícil de lograr. Es en general una actuación impecable: su Superman posee la calidez, el coraje y la valentía que antes solo habíamos visto con Reeve. No dudamos ni un segundo en que sería capaz de hacer el más alto sacrificio para salvar a la humanidad o a una ciudad o a una sola persona: Lois Lane.
Kate Bosworth logra a la perfección el papel de Lois Lane. Una reportera llena de espíritu e ímpetu. Con la vida que muchas mujeres desean. Un prometido que es casi un angel y un hijo que es más que uno. En las películas anteriores sentí que el personaje de Lois Lane no había sido explotado debidamente pero ahora podemos ver respirar y caminar a la Lois que habita en las tiras cómicas. Siempre hemos sabido que la única mujer que es digna de Superman es Lois Lane (y viceversa por supuesto). No existe mejor pareja en los comics, simplemente no existe como también hay pocos villanos que puedan hacerle frente a Lex Luthor.
Kevin Spacey como el gran actor que es sabe que es una pieza importante de la película pero no "La pieza" y por eso su Lex Luthor es inmaculable. El villano principal (y único) se hereda de las películas originales y no tanto del comic donde por mucho tiempo ha sido el prototipo del ejecutivo omnipresente y todopoderoso capaz de destruir una ciudad para satisfacer su pasión por el poder. Pero tampoco es un Lex Luthor caricaturizado. Es un ser sumamente inteligente (no cualquiera puede entender tecnología extraterrestre a años luz de la nuestra) guiado por su ambición y su profundo resentimiento hacia Superman un ser que a sus ojos desperdicia su poder al ayudar a los demás y no al beneficiarse a si mismo.
Es tampoco imposible quejarse del trabajo desempeñado por los actores de reparto.
La película simplemente posee corazón no hay forma de desenchufarse emocionalmente de ella y por lo tanto se vuelve un viaje emocional donde podemos creer nuevamente en que se puede volar, en donde podemos incluso imaginar que salvar un avión es un atisbo de esperanza, una especie de metáfora sobre cada uno de nosotros y el mundo en el que vivimos.
Por si fuera poco Singer no solo nos entrega una de las mejores películas de superhéroes de los últimos tiempos a través de una acción como solo recordabamos en la niñez, de actuaciones de primer nivel sino que además se da tiempo de desarrollar ese tema que guía las películas de los Xmen. El de ser único, diferente y por lo tanto incomprendido, odiado o amado. La solución de Singer es simple y lógica. Mirar hacia atrás, hacia el lugar de donde venimos. Mirar nuestra sangre. El padre se vuelve el hijo. Kal El solo puede ser comprendido a la perfección por el padre pues el envía a su hijo a "salvar" a una humanidad atribulada pero redimible aún a sabiendas de que puede ser marginado. Si, es mesiánico pero superman siempre ha sido el elegido pero siempre se ha hecho hincapie en que Kal El no hubiera podido ser superman sin los Kent quienes representan los más altos valores de la humanidad.
Y el hijo se vuelve el padre. El final es simplemente emocionante. Singer se despide con una nota que se desvanece pero que nos deja con ganas de saber de quién nos salvará superman la próxima vez.

Saludos!


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home