martes, marzo 28, 2006

Mi vida en el reforma (primera parte)


A sugerencia de Eduardo voy a empezar a relatar un poco sobre como fue mi vida como uno de tantos diseñadores que ha tenido el periódico reforma (creo que recuerdo que el diseñador Mario Lugos me dijo que también había estado ahi). Bueno ahi va.
Algunos antecedentes:
Antes de estar en el reforma yo había trabajado en el periódico el imparcial de Oaxaca. Bueno en ese tiempo (porque la verdad no se ahora como estén las condiciones) no había mucho apoyo para los diseñadores editoriales porque solo eramos dos. Mi amigo Javier (actualmente en el reforma, casi cuatro años y contando) y yo. En ese tiempo entro un director (un tanto obligado por los dueños) que decía que había trabajado en el reforma. (saludos rafael, creo que ahora si sigues en el reforma) Y pues bueno, le caimos bien porque el traía la idea de "reformar" al imparcial, es decir hacerlo como el reforma. Ahora lo recuerdo y me da risa porque aqui en el sur de México esta complicado lograr eso. Era, al fin de cuentas, un sueño guajiro del nuevo director. En realidad solo contaba con nosotros dos porque nosotros si eramos diseñadores con formación académica y los demás habían llegado a diseñar desde abajo. Aunque debo reconocer que había uno que otro amigo que trabajaba como alma que se lleva el diablo. Al contar con nosotros para sus planes nos empezamos a llevar muy bien. Recuerdo que Rafael no descanso más que un fín de semana en todo el tiempo que estuvo en el imparcial. Nosotros aprovechamos ese fín que se fue a descansar para renunciar (eramos dos jovenes impulsivos que se hartaron del asunto). Yo llegué un día y me dijo mi amigo mira imprime mi renuncia no? Y yo le dije si te vas tu yo también así que tambien imprimo la mia.
Renunciamos y a la semana nos habló Rafael. ¿Qué por qué habíamos renunciado? Quién sabe respondimos. Fue una tontería la verdad porque a la semana estabamos muy aburridos de no hacer nada más que ir a la escuela. Rafael convenció al jefe de recursos humanos para que nos volviera a dar el trabajo que teníamos. Él accedió despues de rebajarnos el sueldo que teníamos (lo cual no era mucho así que si que nos dolió). finalmente Rafael salió del Imparcial debido en parte a la grilla que le tiraba la gente pues todos estaban acostumbrados a una forma de trabajar y pues para trabajar al estilo Reforma no había que aceptar digamos "regalos" con caras de heroes de la patria. Y también por la necedad de los dueños. Aquí en Oaxaca a la inversión le echan agua bendita para tratar de espantarla.
Nosotros renunciamos después de un tiempo (casi al finalizar la carrera) y definitivamente. Esta vez hablamos con las dueñas y fue muy gracioso porque yo me había tomado dos o tres tazas de café y no podía dejar de hablar frenéticamente.
Rafael nos dejó su teléfono. Y meses más tarde surgió un viaje de estudios a la Ciudad de México. Nosotros le hablamos a Rafael. Y él nos dijo: Traiganse su carpeta de trabajo que yo les consigo una entrevista en el Reforma.
Días después ibamos hacia México con nuestra carpeta bajo el brazo.

(por cierto en esa imagen de una página en la cual colaboré aparezco yo. Soy el que la esta haciendo de muertito. No soy muy supersticioso como se darán cuenta)

3 Comments:

  • Javier!!! malagradecido!!! y donde dejas a tus amigos que te han enseñado todo lo que sabes de la vida!!??

    By Blogger Ozkr, at 11:50 a. m.  

  • Visite desde aqui
    http://www.lolitas.com

    By Anonymous Anónimo, at 11:53 a. m.  

  • Visite: Lolitas

    By Anonymous Anónimo, at 11:55 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home